Arena para gatos

Mostrando el único resultado

Arena para gatos

Los gatos son animales muy pulcros, de hecho, no es necesario lavarlos, ya que ellos mismos se encargan de su propia limpieza. Esta higiene la llevan hasta el momento en el que hacen sus necesidades, ya que buscan un lugar limpio y en el que pueda ocultar su olor.

La arena para gatos es una necesidad básica de la que no puede carecer tu felino, especialmente si vive dentro de casa. Además, recuerda la importancia que tiene no solo que él cuente con su propio espacio, sino que tú te encargues de limpiarlo de forma regular.

Un gato que tiene su arenero sucio puede desarrollar muchos problemas de estrés, así como dermatológicos, ya que un arenero sucio es un foco de gérmenes.

Un minino feliz siempre tiene que tener una caja para arena de gatos limpia y que no desprenda olores.

¿Qué tipo de arena para gatos elegir?

En la actualidad existen muchos tipos de arena para tu minino, y la elección de una u otra deberás realizarla teniendo en cuenta las necesidades y costumbres de tu gato, así como atendiendo a tus propias necesidades dentro de tu casa.

La arena para gatos tradicional es la arena de sílice, que se caracteriza por absorber la humedad al momento lo cual implica que no habrá malos olores. Recuerda que esta arena precisa de un mantenimiento casi diario para evitar que se compacte la humedad en el fondo, algo que no gustará a tu gato.

Otro tipo que he incluido es la arena para gatos aglomerante, un tipo de arena que se compacta con la orina y que, en consecuencia, es muy sencilla de limpiar y del mismo modo te va a permitir ahorrar mucho al solo tener que desechar lo sucio.

No he querido pasar por alto la arena para gatos ecológica, una alternativa que viene pisando fuerte los últimos años dada su gran naturalidad y que se puede desechar de forma respetuosa con el medio ambiente.

En último lugar te indico que también he puesto a tu disposición diferentes tipos de cajas de arena de gatos, de diferentes tamaños y algunas con puerta, lo cual las hace una opción más higiénica dentro de casa, puesto que no verás arenas esparcidas por todas partes.

Recuerda que por cada minino que tengas en casa, debes tener un arenero, porque es la mejor forma de garantizarles la higiene que necesitan y que este tenga siempre arena para gatos renovada y libre de olores.